Retomamos las “Negociaciones”

Hola de nuevo:

He consultado el historial de la web y resulta que no escribía aquí desde el pasado mes de junio. En parte se debe al parón estival (vale que el verano se acabó hace un par de meses, pero hizo tan buen tiempo que uno se despista), pero el principal motivo es la ausencia de movimientos relevantes en cuanto a la negociación de condiciones de trabajo.

Recapitulemos:

Llegamos a julio con la esperanza de conocer, por fin, las conclusiones del estudio de la organización encomendado a una empresa que se había comprometido a entregarlo en junio (resulta irónico el hecho que esta empresa resultó adjudicataria del contrato por ofrecer un plazo menor para ejecutar los trabajos). No obstante, según nos comunicó la administración, la empresa acumulaba una serie de retrasos debido a varias tareas encomendadas y no estaría disponible hasta septiembre.

Por la junta de personal se solicitó una copia de los trabajos realizados por la empresa hasta la fecha, pero como es habitual en esta administración, se hizo caso omiso.

No obstante, al llegar septiembre tampoco obtuvimos ningún tipo de documento al respecto, porque, según la administración, la empresa sigue trabajando en ello, y así durante octubre, noviembre…

El 13 de noviembre se convoca una mesa de negociación para dar cuenta de las ayudas por prótesis y estudios concedidas y en ella se nos anuncia que en unos días se convocará la mesa de negociación de los presupuestos para el año 2018, obviamente del estudio no se sabe nada, pero nos anuncia una nueva fecha, la semana del 12 de noviembre, en ese rango de fechas se convocará una mesa de negociación en la que se negociarán las bases de los procesos selectivos de cara a la convocatoria de la oferta de empleo público 2017 y en esa misma mesa se nos dará cuenta del estudio (personalmente, lo dudo).

Poco después se nos convoca a una reunión para negociar los presupuestos para el año 2018. La documentación que nos facilitan son unos papeles escaneados con un montón de números y un montón de partidas que poco se diferencian de los del año pasado, por supuesto no se acompañan ni informes ni comparativas de ningún tipo. nos habla el concejal de un incremento en los gastos de personal del 1% y otro adicional de 1,5% porque se cree que es posible que la ley de presupuestos del estado lo permita.

La postura de las distintas organizaciones que representan a los trabajadores coinciden en que no se puede negociar un presupuesto cuando está pendiente de entregarse un estudio sobre el que puede pivotar la política del ayuntamiento de los próximos años, una estimación irreal del coste de las horas extra y que aún así pone de manifiesto la necesidad de incrementar el número de efectivos en algunos cuerpos, o la dotación de puestos de directores generales que no se cubren.

Además, algunos nos preguntamos porque ciertas partidas que corresponden a todos los trabajadores, como una de 18.000 euros de aportaciones a planes de pensiones u otras por importe conjunto de 250.000 destinada a productividad global, no se reparten entre ellos.

Tampoco se aprecia una apuesta seria por la modernización de la administración ni la intención de extender las posibilidad de promoción interna a otros cuerpos o grupos profesionales, ni nada que no sea dejar todo como está…

En la segunda reunión ni se nos facilitó la documentación, de palabra del concejal se nos dijeron unas partidas que se modifican y tras manifestar nuestra indignación varios de los representantes allí presentes. Eso sí votamos todos en contra tanto de los presupuestos, como del cuadro de personal.

Se supone que los presupuestos deben ser negociados con los representantes de los trabajadores, pero en el Concello de Pontevedra esta negociación se limita a una mera comunicación y les da igual someterlos al pleno con el voto unánime y en contra de la parte social. Pero lo peor de todo, es que hay al menos un grupo de la oposición que ha de prestar apoyo a esto.

En resumen, se está ninguneando a los representantes de los trabajadores, de los mismo a quienes van destinadas una serie de partidas que suponen mas del 25% del presupuesto que se aprueba, y no solo por parte del gobierno local, sino que al menos hay un grupo de la oposición que al prestar su apoyo nos estará llamando vagos, caprichosos y privilegiados a la puta cara.

Este post está quedando largo, tedioso y su lectura no resulta enriquecedora, por ello os agradezo que os tomaseis el tiempo de leerlo. Si queréis mas información creo que ya sabéis donde encontrarme. Un saludo y esta vez si, hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *